preloder

Aprendiendo sobre el Acné - Sumka Vanity Blog

//Aprendiendo sobre el Acné

Aprendiendo sobre el Acné

Es una enfermedad inflamatoria cutánea que afecta al folículo pilosebáceo y se manifiesta principalmente durante la adolescencia; no obstante, también se puede presentar durante otras etapas de la vida.

 

Es una de las enfermedades dermatológicas que más consultas genera y algunos pacientes pueden experimentar trastornos psicológicos, como frustración, baja autoestima y problemas con su imagen.

 

Las lesiones del acné se localizan predominantemente en las zonas de la piel en las que abundan los folículos pilosos (rostro, tórax y espalda). Las lesiones típicas son los denominados comedones que son abultamientos de la estructura pilosa provocada por el taponamiento del orificio de los folículos pilosebáceos como consecuencia de la acumulación de sebo y queratina, manifestándose como puntos blancos o como puntos negros. También pueden aparecer lesiones inflamatorias superficiales denominadas pápulas o lesiones más profundas como nódulos que pueden desaparecer con el tiempo, pero en ocasiones pueden evolucionar y formar cicatrices residuales.

¿Causas? Más de una…

Estrés, cambios hormonales, uso de cosmético inadecuadas, exceso de sol y Condiciones ambientales de trabajo, Son los motivos más comunes que desencadenan esta patología dérmica.

Clasificación:

Acné leve: las pápulas o pústulas pueden aparecer generalmente pequeñas menor de 10.

Acné Moderado: Existe un número mayor de pápulas, pústulas y comedones entre 10 y 40.

Acné severo:  El número de pápulas y pústulas es mayor a 50, normalmente con lesiones nodulares infiltrantes y profundas. Las áreas de piel afectada se extienden cara, torso y espalda.

Acné muy severo. Este grupo pertenece al acné noduloquistico y el acné conglobata caracterizado por muchas lesiones nodulares grandes, dolorosas y lesiones pustulosas.

¿Cómo prevenir?

Estos son algunos consejos para evitar que empeore el acné y reducir las posibilidades de que deje cicatrices.

– Un error muy frecuente es la manipulación de las lesiones para tratar de abrir el poro, lo que puede propiciar la aparición de infecciones o la formación de cicatrices.

– Realizar una higiene diaria para retirar las impurezas y secarse el rostro sin frotar.

– Usar fotoprotector solar cada 3- 4 horas y tener una exposición moderada al sol.

– Beber 2 litros de agua por día contribuye a la eliminación de toxinas.

– Realizar una limpieza facial profunda una vez por mes.

– Es importante mantener una alimentación equilibrada.

Sumak Estética Integral

Especialistas en servicios de Estética Facial, Estética Corporal, Caida del Cabello y relax. Tratamientos y servicios diseñados para garantizar óptimos resultados con tecnología de vanguardia y productos naturales, así como profesionales altamente calificados.

Publicaciones Relacionadas

Suscríbete a nuestro boletín

* requerido
Twittear
Compartir
Compartir